lunes, 31 de agosto de 2009

Incendio forestal amenaza miles de casas




Los Ángeles — Un incendio forestal en las montañas que rodean a la ciudad de Los Ángeles se dirigió hacia el norte durante la noche, pasando en un solo día de una leve amenaza a un peligro para unas 10 mil casas y obligando a las autoridades el domingo a ordenar más evacuaciones.

Algunos residentes de la pequeña población de Acton fueron exhortados a salir del lugar mientras el incendio de cuatro días se dirige hacia el Valle de Antelope.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, exhortó hoy a las personas que viven cerca de los enormes incendios del área de Los Ángeles que se mantengan atentos a las autoridades y evacuen la zona si se les ordena.

En una conferencia de prensa hoy en el comando de operaciones contra el incendio, el gobernador dijo que tres personas sufrieron quemaduras ayer tras no hacer caso a las órdenes de evacuación. La magnitud de sus lesiones no era conocida por el momento.

Schwarzenegger dijo que por lo menos 6 mil 600 viviendas habían sido evacuadas en las comunidades cercanas al incendio, que ha ardido durante cuatro días en los cañones y laderas de las Montañas de San Gabriel, al norte de Los Ángeles. El gobernador dijo que se han establecido cuatro centros de evacuación y que se abrirán otros.

Hacia el sur, las evacuaciones obligatorias permanecían en vigencia para los barrios de Altadena, Glendale, Pasadena, La Crescenta y el cañón Big Tujunga.

Los bomberos dicen que el fuego ha consumido más de 142 kilómetros cuadrados de matorrales secos en la sección occidental del Bosque Nacional Ángeles. El incendio ha sido contenido en apenas 5%.

Las llamas triplicaron su magnitud bajo el intenso calor de ayer, destruyendo al menos tres casas y obligando a la evacuación de unas mil viviendas.

Se esperaba que una ligera baja en las temperaturas y la llegada de equipos de bomberos de varias partes del estado trajesen alivio el domingo.

Las llamas bajaron las laderas de las Montañas de San Gabriel pese a que los vientos soplaban mayormente en dirección opuesta.

“Lo que sucedió hoy es lo que yo llamo la tormenta perfecta de combustibles, clima y topografía al unísono”, dijo el capitán Mike Dietrich del Servicio Forestal federal. “Esencialmente, el incendio ardió libremente, fue adonde quiso y cuando quiso”, agregó.

Dietrich dijo que nunca había visto un incendio crecer tan rápidamente sin la ayuda de los poderosos vientos de Santa Ana.

Al menos tres casas en el Bosque Nacional Ángeles fueron destruidas y los bomberos estaban buscando otras, dijo Dietrich.

Fueron establecidos centros de evacuación en tres escuelas del área.

El incendio fue el mayor y más peligroso de varios que ardían en el sur y el centro de California y en el Parque Nacional de Yosemite.

Las llamas crecieron especialmente hacia el norte y el occidente, amenazando áreas cerca de Acton y Santa Clarita.

Al menos tres personas sufrieron quemaduras en áreas de evacuación y llevadas en helicóptero a hospitales locales, dijo Dietrich, quien no tenía más detalles de la gravedad de las lesiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada